Dá
Dónde Donar Sangre en Ávila

Proceso de donación

El acto de donar sangre es sencillo, rápido, prácticamente indoloro y controlado médicamente. Todo el proceso desde la identificación del donante hasta que se marcha después de donar y recuperarse no tiene por qué durar más de media hora.

Si quiere ser donante de sangre y desea conocer cómo se realiza una donación, entonces puede leer estos contenidos para saber más sobre este proceso en el que el principal protagonista es el donante que voluntaria y desinteresadamente ofrece su sangre y su tiempo con el único fin de ayudar a otras personas.

Los profesionales del Centro de Hemoterapia atenderán al donante durante todo el proceso para que su esfuerzo solidario sea lo más gratificante posible y para que la sangre donada sea correctamente tratada y destinada a la obtención de los hemoderivados necesarios para la transfusión de los pacientes que lo necesitan con las máximas garantías de seguridad.

 

EL PROCESO DE DONACION SE DIVIDE ASI:

• Recepción al donante
• Exploración médica y cuestionario
• La extración de sangre
• Descanso breve y refrigerio
RECEPCION AL DONANTE

El primer paso es recoger los datos personales del donante para su filiación, registrando su nombre, apellidos, domicilio y teléfono, para lo que se requerirá su DNI, pasaporte o documento oficial equivalente para confirmar su identidad.

Si es la primera vez que dona, entonces se le remitirá a su dirección un carné de donante que podrá presentar en próximas donaciones. Si es un donante repetidor bastará con identificarse para confirmar sus datos en el sistema de información del Centro de Transfusión.

El tratamiento de sus datos personales es absolutamente confidencial, nos permitirá gestionar su donación de sangre y, si lo desea, notificarle nuevas convocatorias para donar.

El donante recibe una hoja informativa sobre las actividades de riesgo que pueden dar lugar a la infección de enfermedades como el sida o la hepatitis (ver requisitos para donar sangre). Se trata de que el donante, antes de firmar verifique que no se encuentra en uno de los grupos de riesgo y se excluya a sí mismo si cree que puede padecer alguna de estas enfermedades
EXPLORACION MEDICA Y CUESTIONARIO

Tras la recepción, el donante es atendido por personal médico o de enfermería que le tomará la tensión arterial y le realizará un análisis in situ de hemoglobina, bastará con una pequeña punción en uno de sus dedos y extraer un par de gotitas de sangre para determinar si tiene los niveles adecuados para donar o si es mejor esperar a una próxima ocasión si se detecta algo de anemia.

Si los niveles son adecuados, el médico le realizará algunas preguntas sobre su historial para garantizar que la donación es segura para usted y para el paciente que va a recibir su sangre.

En todo momento los profesionales del Centro de Transfusión velarán por el donante para que se encuentre cómodo y lo más relajado posible, y en poco más de 10 minutos se le habrá realizado una historia y exploración médica, con tensión arterial, pulso sanguíneo, y un análisis rápido de hemoglobina, y estará listo para la extracción.
LA EXTRACION DE SANGRE

Si el donante está en condiciones de donar sangre (la sangre es muy necesaria, pero nos preocupa más la salud de nuestros donantes), entonces se tumbará en una camilla mientras el personal de enfermería abre un kit de extracción completamente nuevo, estéril y de un sólo uso (por tanto, no existe riesgo alguno de contraer ninguna enfermedad durante la donación de sangre).

Después de desinfectar cuidadosamente la zona anterior del brazo, a la altura de donde se flexiona el codo, la enfermera o enfermero que esté con el donante le colocará la aguja estéril, de uso único y desechable, que le hará sentir un leve pinchazo al principio y que se pasará al poco de empezar la extracción.
La donación durará entre 5 y 10 minutos y el volumen extraído será de aproximadamente 450 ml de sangre. No es que se saque mucha sangre, es que sale muy despacio.

Al terminar se extrae la aguja, se desinfecta el lugar del pinchazo y le pondrán una gasa mientras el donante espera recostado un par de minutos hasta que el personal de enfermería que le atiende verifica que está en perfecto estado. Y listo, ya sólo queda un breve descanso y el refrigerio.
DESCANSO BREVE Y REFRIGERIO

Pues después de la extracción ya sólo quedan otros 10 minutos para recuperarse y charlar tomando un pequeño refrigerio compuesto de una bebida y algún alimento ligero para reponer fuerzas antes de reanudar la actividad normal.

Si no es la primera vez que dona sangre, sabrá que la extracción es bien tolerada. Si es la primera vez le vendrán bien estos consejos:

• Presionar en la zona de la punción al menos cinco minutos.
• Aumentar el consumo de líquidos en las 4/12 horas siguientes.
• Evitar consumir bebidas alcohólicas en las dos horas posteriores a la extracción.
• En ese día coma moderadamente para evitar una sobrecarga gástrica.
• Si debe conducir un vehículo, espérese unos 30 minutos.
• Y para cualquier duda consulte con el médico.

Y ya está, como habrá podido comprobar el proceso completo no suele durar más de media hora y ese esfuerzo solidario se recompensa con las vidas que pueden salvarse o recuperarse con su donación. Y sepa que en dos meses podrá volver a donar si lo desea.

 

Durante las 24 horas siguientes se debe ingerir abundante líquido.

Los resultados del análisis serán enviados al domicilio facilitado por el donante.


NO OVIDES TRAER: DNI, PASAPORTE O TARJETA DE RESIDENTE